jueves, 26 de diciembre de 2013

¡TE ALQUILO MI CASA!

Con motivo de mi traslado a otra CCAA, alquilo piso muy luminoso de las Rozas (El Cantizal), compuesto por dos habitaciones y dos baños (uno en suite, de mármol). Cuenta con un bonito salón de 23 metros cuadrados, con armario ibicenco de obra (4.000€) e instalación para pantalla plasma/LED y home cinema con todos los cables ocultos.






Cuenta con dos dos baños completos, cocina completamente amueblada (nevera, lavavajillas, lavadora, vitrocerámica y horno); mesa de cristal en esquina, despensa y muebles altos y bajos.
Preinstalación de alarma y aire acondicionado (en 12 años no lo he necesitado)
La casa dispone de dos armarios empotrados en el pasillo y dos armarios más en cada habitación.
Con salida desde la cocina y el salón, tiene una terraza -mitad descubierta y mitad al aire- con riego automático, toldo y lamas de madera con halógenos.











La TV queda integrada como un cuadro, visualmente muy limpia, sin cables.





 Desde las habitaciones hay unas bonitas vistas a la sierra. La urbanización -cerrada, con sistema de vídeo vigilancia y conserjería-  tiene una gran piscina y arenero para niños, con tobogán, columpio y otros juegos infantiles. Trastero de 7 metros cuadrados.





Zonas tranquilas y Vistas a la sierra

Dos grandes plazas aisladas en isleta donde entran fácilmente coches largos más motos



Excelentemente bien comunicado por carretera Escorial, M50 y A6.
Cerca línea 628 a Moncloa, colegios (públicos, privados y concertados), zonas de ocio y restauración.

Precio alquiler 950€.
Cl. Petunias, 1 28232 Las Rozas

Santiago Carro Díaz
658 062 922
687 773 831
scarro@gmail.com

MI PADRE, MI HÉROE

Si te preguntaran... ¿quién es tu héroe?, ¿a quién admiras por encima de muchas personas?...seguramente las respuestas de muchos sorprenderían; otras, nada. Probablemente, en tono serio, salieran a relucir personalidades políticas (Mandela); empresarios de éxito (Jobs), aunque éste tenía alergia al jabón; deportistas...Yo, que ya he entrado en los 40, y que por desgracia ya he vivido más experiencias que muchos con 80, reafirmo que mi héroe, la persona más grande del mundo, es... mi padre.

¿Es amor filial? ¡Claro! ¿Qué hijo no quiere a su padre? Y viceversa. Y me permitiréis que os exponga razones, motivos, por los que elevo a mi padre a categoría de héroe.

Siguiendo con el ejemplo de Jobs. mi padre no es ningún gurú de la informática. Tampoco quizás sea el gran empresario que fue Ramón Areces, fundador de El Corte Inglés, o Amancio Ortega, pero sí ha trabajado durante medio siglo en una pequeña empresa, un colegio, codo a codo con su cuñado, mi tío; procurando trabajo de manera honrada a 15 familias. Trabajador intachable, e infatigable; que hasta los domingos estaba al pie del cañón atendiendo a los padres de los alumnos del colegio. De él he aprendido la grandeza que supone ser honrado. Y que vale más caminar por la calle, por tu calle, y que te saluden con un ¡Buenos días Don José!, aunque no seas millonario, que tenerlos y caminar con la cabeza gacha.

Nada me gustaría más que ser como tú de mayor. El problema es que has puesto el listón alto, muy alto.

Es mi padre mi héroe porque ante la adversidad siempre ha sabido levantarse, y caminar. Porque admiro su entereza ante la vida. Porque siempre has tenido una sonrisa para tu mujer, para tus hijos, para toda tu familia y amigos, incluso en los momentos más amargos. Porque con la tristeza de haber perdido a un hijo -a mi querido hermano Paco- sacaste fuerza de flaqueza para que tus nietos rieran contigo en verano en ese viaje tan especial a París, caminando sin parar, empujando un carrito o llevando a hombros a Héctor.
¿Cómo no vas a ser mi héroe si tienes más fuerza vital que un chaval de 30 años, que a tus setenta y... aún coges carretera y manta y haces por enésima vez el Camino de Santiago?

Gracias papá por enseñarme que en la vida, aunque con mano izquierda, algunas veces es bueno poner la otra mejilla. Gracias por dejarnos a tus hijos un legado de honradez, humildad y sencillez ante la vida. Gracias por enseñarme a compartir, con el que está al lado, y también con el que no vemos. Gracias por ayudarme a crear -y sentir- una familia. Gracias por todo lo que me has dado; y, sobretodo, por lo que no me has dado, evitando ser caprichoso. Gracias por ser como eres y por habernos educado -con sentido cristiano- en este sentido. Gracias, gracias y gracias.

Hoy, que cumples setenta y...,siendo también tu aniversario de boda y que celebras en la intimidad de tu corazón, te quiero dedicar este post para decir alto, y muy fuerte, que mi padre no sólo es el mejor padre del mundo, sino la mejor persona. Y de la misma manera, cuando me despido de ti cuando te llamo por teléfono, te digo: "Papá, te quiero muchísimo".

martes, 10 de diciembre de 2013

¿BUSCAS CALIDAD?

Estas dos últimas semanas estoy consiguiendo nuevos proyectos de empresas que confían/creen en el potencial de la calidad de los contactos frente a la cantidad de los mismos. Sin embargo, veo con estupor la existencia de empresas que venden seguidores "al peso". Y esto....¿cómo se digiere?

Cuando me pongo en contacto con el director/propietario/ceo de una empresa siempre les digo que es más importante poner el foco en la calidad que en la cantidad. Siempre. Si tu empresa vende soluciones específicas para unos clientes tipo, ¿de qué sirve tener miles de seguidores cuyos perfiles no tienen nada que ver? Cuando trabajaba como redactor en la revista PC World, el grupo editorial IDG contaba con una serie de cabeceras con el mismo apellido: World; y de nombre: Dealer (dirigida al canal), Computer (dirigido al CIO), PC (dirigido al usuario doméstico/pyme), Mac (dirigido a los fanáticos de los Apple)... Cada revista tenía su público. Cada contenido se escribía en el soporte específico. Y ahora, como siempre, cada empresa tiene su público.

Puesto que no quiero hacer publicidad -ni degradar a nadie- si tu empresa aún sigue pensando lo importante que es tener seguidores a miles, que sepas que si buscas un poquito por Internet, puedes comprar, por tan sólo 50€, hasta 5.000 seguidores en twitter. Aunque pueda sonar a cachondeo, dos reflexiones: una, qué barato se vende la gente; y dos, ¿te has parado a pensar que quizás alguien esté haciendo dinero con tu perfil en linkedin/twitter/facebook, etc?

Y para terminar, si quieres posicionamiento real, sin necesidad de tener más seguidores que Barack Obama (probablemente no te haga falta tanto), puedes contactar conmigo en scarro@gmail.com. Seguramente te saldrá más rentable.

lunes, 4 de noviembre de 2013

GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO

A día de hoy queda un nutrido grupo de PYMES que ven al responsable de comunicación como un mago, un hechicero, Dios, un chamán o no sé qué. Uno se esmera en explicar en qué consiste mi trabajo (gestionar la comunicación) para que así puedas ser más conocido y tengas más oportunidades de negocio: tanto nuevo como consolidar el que ya tienes; porque recuerda, somos infieles (¿por cuántas compañías de telefonía móvil has pasado en los últimos 3 años?)
Vamos a hacer como con los niños chiquititos: explicando con un dibujo algo muy elemental, y basado en las definiciones de Davenport y Prusak.

Cuando una empresa contrata los servicios de un periodista especializado en una materia concreta se espera que, gracias a su buen hacer (el know how que dicen ahora) unido a su abultada agenda, la reputación de la misma suba enteros, que sea más conocida en su sector, en su industria. Es decir, aprovechar el "tirón", porque ahora "me conocen (más)".


La realidad es que un elevado porcentaje de las empresas no utilizan esos impactos en prensa de manera adecuada, como una herramienta de marketing. Un cliente mío me afirmaba que cada vez que se publicaba algo en su blog, lo iba enseñando a todos sus potenciales clientes, y que siempre había unos cuantos que compraban. ¡Prueba superada!

Volviendo al dibujo de la pirámide, y respecto a la comunicación, cualquier estrategia en este área tiene un fin último: ganar dinero a través de más clientes. Y todo empieza en la base.

Cada vez que se emite una nota de prensa, se escribe un blog, hay una participación activa en las redes sociales, etc. se están generando DATOS; datos muy valiosos -en potencia- porque si no se tratan adecuadamente no sirven de nada. Pero si una empresa recibe unos datos y los analiza concienzudamente, lo más probable es que los convierta en INFORMACIÓN. Es decir, gracias a una nota de prensa o un post en un blog ahora somos más conocidos. El paso posterior sería ir a visitar a nuestros potenciales clientes, enseñarles los impactos en los medios para que sepan quiénes somos, a qué nos dedicamos; intentar generar negocio.
El proceso no acaba en este punto. Con la INFORMACIÓN recibida, lo idóneo será convertir, transformar, ésta en CONOCIMIENTO. Es decir, llegar a un análisis más exhaustivo y alcanzar a comprender -gracias a esas herramientas de comunicación (nota de prensa, blog...)- por qué me han comprado; o mejor: por qué no me han comprado, saber cuáles son mis puntos débiles. No es más que la GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO, gracias a las herramientas de comunicación.

En el día a día he tenido que lidiar con clientes que incluso dándoles el nombre de la empresa y los nombres y apellidos de los gerentes por los que tienen que preguntar para hacer negocio, no lo han hecho, desperdiciando una oportunidad de negocio, de hacer dinero. Eso sí, en algún momento te dicen que " no ven claro el gasto (inversión, señores, se dice inversión...) en comunicación.

Haz un análisis de tu situación empresarial. Investiga sinceramente si tu empresa analiza los datos que recibe, y el tratamiento que hace con ellos. En un elevado porcentaje supone la diferencia entre la quiebra y el éxito.

lunes, 28 de octubre de 2013

YO (TAMBIÉN) LIMPIÉ VOMITOS

Hace unos días Benjamín tuvo su gran momentazo de gloria gracias a que publicó en su twitter algo así como "Tengo dos carreras, un máster y limpio baños en Londres". No sé si este chaval habrá encontrado un trabajo que le motive más, o bien algo más acorde con su profesión. Yo saqué unas cuantas reflexiones.

De entrada, si le pudiera decir algunas cosas, es que el trabajo -sea el que sea- dignifica. Yo empecé, cuando era estudiante en un comedor escolar; y tampoco era realmente agradable tener que quitar las vomitonas de los niños cuando no les gustaba la comida. Pero era algo que yo elegí libremente, para no tener tanta dependencia económica de mis padres. Benjamín, ¿te están obligando a limpiar retretes en Inglaterra? No creo que sea así. En caso afirmativo, denuncia al canto a quien te obliga a esos menesteres.

Por otro lado, imagino que tampoco nadie te obligaría a estudiar dos carreras universitarias. Reconozco que me da envidia sana (y mucha) aquellas personas que tienen más de unos estudios universitarios (un tío mío y su hija tienen cuatro carreras entre los dos). Pero hay que reconocer que, para tener trabajo, quizás tampoco sea necesario tener una colección de títulos universitarios. Probablemente, con un poquito más de información a tiempo (al término del bachillerato) podrías haber evitado tanta formación y su correspondiente coste (o al menos posponerlo para cuando trabajaras). E insisto: tener una formación es necesario...pero a lo mejor, no suficiente.

Y con lo de "suficiente" no me refiero al Máster de turno para que tu formación se convierta en la cuadratura del círculo. Es más, sinceramente: creo que sobran el 90% de estos estudios. ¡Todo el mundo estudia un máster! Ya no aporta ningún plus en tu curriculum. Es más, hay gente que seguramente no sabe ni por qué lo estudia, ni si lo pondrá en valor en su puesto de trabajo...pero lo estudian. Buscando en Internet puedes ver páginas como esta, donde te ofrecen ¡más de 4600 máster!
Cuando yo era pre-universitario juraría que estaba el de IE, ESADE e IESE...y para de contar. Ahora, como negocio, se juntan dos amigos y crean una escuela de Máster en chorradas jurídicas...prometiendo al aspirante un ¿trabajo? Y, lo peor, es que pican...y muchos.

Por contra,si te diría que lo que necesitan las empresas es gente viva, despierta; que no haga falta decirle "haz esto", porque el empleado ya lo hace de oficio, sin que nadie se lo diga. Gente con interés, con ganas, "espabilados". Ojo, no digo que tú no lo seas...

En tu defensa sí te diré, estimado Benjamín, que el Ministerio de Educación debería dejarse de marear la perdiz con tanta Ley Orgánica de Educación y centrar el tiro en algo más importante: ¿Cuántos médicos, abogados, ingenieros....(pon aquí lo que se te ocurra) necesita España los próximos 10 ó 15 años?; y, en función de la respuesta, ofertar ese número de plazas. Así se evitaría que la Universidad vomite año tras año miles de licenciados con escasas o nulas posibilidades de desarrollarse profesionalmente en aquellas competencias para lo que han sido "adiestrados". No es más que ajustar oferta y demanda. Por cierto, ¿sabes que un electricista te puede llegar a cobrar 80 euros sólo por ir a tu casa a mirarte "eso" que te falla? Recuerda: oferta y demanda.

Yo no te voy a decir dónde hay trabajo. Creo que lo hay, pero no en la forma y modo que lo hemos conocido hasta ahora; prueba con el autoempleo, crea un "telecaca" y haz una empresa de outsourcing en limpieza de retretes. Al menos ya tienes experiencia en ello. Reitero que no es ni denigrante ni cosas por el estilo. Es un trabajo como otro cualquiera. Y punto.

Y para los que están a uno o dos años con la vista puesta en la Universidad que hagan su particular análisis de la realidad, de las necesidades actuales del mercado (y de un futuro próximo); que piensen que no es nada descabellado unir aquello que te motiva (un deporte, una afición...) y convertirlo en tu particular medio de vida.

viernes, 25 de octubre de 2013

SINGLADURA, CASO DE ÉXITO EMPRESARIAL

El sector educativo en España está en el punto de mira desde hace algo más de un año, propiciado en parte por la reforma educativa impulsada por el ministro Wert; por otro lado, el fuerte descenso de la natalidad
ha obligado a cerrar o bien escuelas infantiles o reducir el número de aulas en los colegios que arrancan con la etapa infantil. La crisis ha provocado también una migración de alumnos de la escuela privada a la concertada, y de ésta a la pública.

En medio de esta vorágine, hay empresas que trabajan codo con codo con el sector educativo, ofreciendo no sólo respuesta integral a las demandas de los colegios, sino que aportan ideas para que éstos puedan ser aún más competitivos. Singladura es una de ellas. Lleva dos décadas ofreciendo a colegios mobiliario escolar y para colectividades. En estos 20 años ha (sobre)vivido dos grandes crisis económicas y más reformas educativas.

Entrevistamos a su director general, D. Curro Ortega, el cual nos va a desvelar parte de los secretos de su éxito. Recomendaciones extremadamente valiosas tanto para el que está arrancando su empresa, como para aquellas ya establecidas. Consejos extrapolables a empresas de cualquier sector y que quieran, como, Singladura, abordar otros 20 años más de éxitos.


Singladura es el líder en España en venta de mobiliario escolar y para colectividades. ¿Cómo nace Singladura?
Singladura nace de la experiencia de su fundador, Francisco Ortega, el cual fue titular de un Colegio desde 1965 hasta 1989. Esta experiencia docente  sirvió de catalizador para que detectara  perfectamente las necesidades de un Colegio en materia de mobiliario escolar, así como saber qué se puede esperar de un proveedor de mobiliario.
Desde los comienzos, la acogida fue muy buena y con un gran crecimiento año tras año que -sobre todo- se debía al servicio que SINGLADURA ofrecía y sigue haciendo a sus clientes,  y que se ha convertido en seña de identidad de esta empresa.
El éxito de Singladura estriba en ofrecer un servicio esmerado a los clientes y cumplir siempre lo pactado.

¿Qué es en la actualidad Singladura en cifras?
SINGLADURA nace en el  año 1994, por tanto el año que viene será nuestro 20 aniversario. En la actualidad contamos con una cartera de clientes con 5.000 empresas que han confiado en nosotros; unas modernas instalaciones con una exposición de más de 400 metros cuadrados y un almacén con una capacidad de 14.000 metros cúbicos, con el que podemos tener capacidad para recibir y organizar todo el material de nuestros clientes.
Nuestra facturación el pasado año fue de 3 millones de euros y las previsiones del presente ejercicio indican que habremos crecido un 10% respecto a 2012.

En estos momentos, y con dos décadas de experiencia a vuestras espaldas, la empresa ha pasado por momentos difíciles, de crisis. Cuéntanos cómo Singladura ha conseguido saber capear los temporales.
Desde SINGLADURA siempre hemos valorado el servicio a nuestros clientes y hemos recibido la fidelidad de ellos a cambio. Y ha sido en parte gracias a esta fidelidad que hayamos podido crecer incluso en estos tiempos tan difíciles. Por otro lado, contamos con un catálogo de productos y servicios actualizado a la época actual, con soluciones orientadas a generar un ahorro importante en el cliente; ahorro no sólo económico, sino de espacio en el aula con soluciones altamente innovadoras, con nuevos diseños de pupitres que permiten aumentar el número de alumnos en el aula.
Contamos con, por ejemplo, mesas plegables de comedor con asientos incorporados que aumentan el número de comensales, a la par que el flujo de alumnos sea mas ágil para eliminar turnos de comida, mejorándose la limpieza, eliminando ruidos de sillas y alcanzando un perfecto orden para disponer de ese espacio -tan amplio como es el comedor- para otras actividades a lo largo del día, como sala de reuniones de padres o patio los días de lluvia.
Además, hemos incorporado las nuevas tecnologías a nuestros productos con soluciones interactivas para las aulas con un servicio de asesoramiento e instalación completa.
Para una mayor facilidad de compra, hemos llegado a acuerdos de financiación con clientes a los que desde SINGLADURA -directamente o desde nuestro acuerdo con el Banco Santander- somos capaces de ayudar en estos tiempos de crisis.

Si estuvieras delante de una audiencia de jóvenes emprendedores que quieren lanzar una empresa, ¿cuál sería tu recomendación?
Que cumplan siempre lo que prometen y que es mejor decir no a un cliente a tiempo que no cumplir con lo acordado.
Cumplimos nuestra promesa de montar las aulas tal y como exige el cliente.

Por contra ¿qué le dirías a un emprendedor que NO debería hacer para triunfar?
Tener siempre claro cuáles son los principios con los que creaste tu empresa y NO dejarse llevar por conseguir objetivos a corto plazo, perdiendo la identidad de la empresa.

Desde que Singladura inició su actividad hasta la fecha actual, desde el punto de vista de la tecnología, la forma de hacer las cosas ha cambiado. ¿Qué revulsivo supuso contar con una página web?
Todos sabemos que Internet es una herramienta muy potente que te permite estar presente en aquellos sitios donde te conocen y llegar allí donde aún no saben de nuestra existencia. La web nos permite actualizar rápidamente la información y estar en contacto de manera muy ágil con los clientes. De hecho, hemos conseguido muchos nuevos clientes a través de este canal en el que estamos apostando por un proyecto de cambio bastante importante y por el que pensamos conseguir poder atender a más clientes. Queremos que sea una plataforma para que el cliente pueda conseguir no sólo más información, sino que pueda comprar cómodamente desde su centro educativo.

Siguiendo con la tecnología, en plena era 3.0, vemos que cuentas, además de presencia en las principales redes sociales, con un blog activo. ¿Qué beneficios obtiene Singladura con estas herramientas de marketing?
Era algo que siempre nos había llamado mucho la atención y sólo nos faltaba que se cruzara en nuestro camino la persona adecuada para liderar este proyecto; y no dudamos en llevarlo a cabo.
Para SINGLADURA, tanto las redes sociales (linkedin y twitter) como el blog significa contar con una comunicación mucho más directa con nuestros clientes; un canal de comunicación muy interesante para contar nuestras novedades, qué proyectos estamos llevando a cabo, noticias relevantes del sector en las que hemos participado, o no. Y, por supuesto, un canal bidireccional donde todos nuestros clientes y/o lectores pueden dejar su opinión respecto a todo lo que tenga que ver con la EDUCACIÓN. En definitiva, es un proyecto muy importante para nosotros y muy satisfactorio.

Las necesidades de la escuela ha variado de 10 años a esta parte. ¿Qué mobiliario “digital” puede encontrar el responsable de compras de un colegio en tu portfolio de producto?
En SINGLADURA hemos llegado a acuerdos con las principales marcas de proyectores y pizarras interactivas para poder ofrecer a nuestros clientes diferentes soluciones para las aulas; todas ellas con el sello de SINGLADURA para poder seguir ofreciendo servicio, precio y calidad.
Como valor añadido tenemos acuerdos con entidades financieras para ofrecer Renting Tecnológicos especialmente diseñados para estas operaciones así como un servicio completo de instalación para estos proyectos.
25 años de garantía resulta crucial cuando los usuarios son niños.

Volviendo al core de tu negocio, el mobiliario escolar, ¿en qué parámetros se posiciona Singladura?
En SINGLADURA trabajamos un amplio abanico de soluciones que nos permiten adaptarnos a las necesidades de todos nuestros clientes, manteniendo nuestro servicio y calidad con productos que alcanzan hasta 25 años de garantía. La alta rotación de algunos de nuestros productos nos permite ofrecerlos a un precio inferior al que tendrían habitualmente en el mercado.

El sector educativo en los dos últimos dos años ha sufrido un varapalo por diversas causas (bajada de la natalidad, nuevas ratios, crisis) que ha abocado a algunos centros a apretarse el cinturón. ¿Qué soluciones ofrece Singladura a estos centros que pasan por momentos financieros complicados?
A nuestros clientes siempre les hemos ofrecido facilidades de pago gracias a una posición financiera completamente saneada, que nos ha permitido ofrecer estas condiciones y seguir ofreciéndolas en la actualidad. Además, y para aquellos clientes que necesiten llevar la financiación a un mayor plazo hemos llegado a un acuerdo con BANCO SANTANDER para poder ofrecer créditos ICO para la compra de nuestros productos.

Además de ayudar desde el punto de vista financiero, ¿De qué otras maneras ayuda Singladura al centro educativo?
Nuestros clientes ven en nuestra experiencia acumulada un alto valor añadido. No en vano hemos colaborado en la apertura de más de un centenar de colegios, lo que nos ha posicionado como expertos en las diferentes soluciones que un colegio necesita.
Y es que SINGLADURA colabora en los proyectos educativos prácticamente desde los cimientos, trabajando codo con codo con el equipo de arquitectos que estén a cargo de los nuevos proyectos o ampliaciones. Ayudamos en el diseño de cada espacio según las necesidades de cada cliente para que-posteriormente- el puzzle encaje perfectamente y ninguna pieza quede fuera del proyecto.
      
Un elevado porcentaje de colegios habla de educación personalizada, o individualizada. Muchos de estos centros llevan la individualización incluso al mobiliario. ¿En este sentido, qué ofrece Singladura?
Ofrecemos proyectos a medida de las necesidades de nuestros clientes ya sea referente a medidas, diseño o colores; asesorándoles y dando soluciones a las ideas o necesidades que le surgen día a día a nuestros clientes. Y es que, en este sentido, es importante ser flexibles para que el cliente no se tenga que ajustar a un catálogo rígido de productos y pueda ver su proyecto hecho realidad.

Más de 100 colegios completamente montados.
Desde este curso 2013/14, muchos colegios en la Comunidad de Madrid han iniciado ciclos formativos de FP, unos estudios más prácticos en muchos casos que teóricos. ¿Qué soluciones aporta Singladura?
Estamos ampliando nuestro catálogo de productos dando servicio a aquellos centros que están implantando estos ciclos formativos, con material especifico para poder desarrollar dichos cursos con la misma calidad y servicio con la que venían contratando con nosotros el resto de mobiliario.

Para terminar, y hablando de educación, a tenor de los demoledores datos en las pruebas externas (PISA,  principalmente, y selectividad), ¿Cómo cree que se podrán mejorar estos datos de cara a salir del furgón de cola?
Desde SINGLADURA pensamos que la educación como tal ha cambiado sustancialmente en los últimos años. Esto significa que han variado las maneras de educar y los docentes han de focalizar sus esfuerzos en que los alumnos desarrollen ciertas habilidades en otras competencias (emprendimiento); hay que ayudar a los niños a que sepan trabajar en equipo, en dominar herramientas tecnológicas (no sólo hardware, sino aplicaciones)...

Si hiciéramos un ejercicio comparativo con Finlandia (país a la cabeza en los informes PISA), tenemos diferencias notables: en el país nórdico, la responsabilidad sobre qué modelo educativo hay que seguir recae directamente en las universidades, no en los políticos; los profesionales de la docencia forman parte del tejido empresarial no sólo más preparado y capacitado, sino el más respetado. Quizás haya un exceso de legislación (muy cambiante además con cada cambio de gobierno) y se debería dar más libertad al docente y al centro escolar.

jueves, 24 de octubre de 2013

YO DEFRAUDO, TÚ DEFRAUDAS, ÉL DEFRAUDA, NOSOTROS...

Falsos ERE, Caso Pujol, Bárcenas, Caso Andratx, Caso Bomsai, Brugal, Caso CCM, Caso CAM, Caso Campeón y Fabra; Caso Forcem, Gürtel e ITV; Caso Paje, Pokemon, Porto, Caso de las Facturas, Caso de la Ciudad del Golf o Caso Facturas. Y estos son sólo algunos de los casos de corrupción; no los más flagrantes, sí quizás los más sonados. Pero, ¿los únicos?

¿Por qué sólo nos acordamos del que roba 2 ó 40 millones de euros? En mi opinión, tan corrupto es, a la postre, cualquiera de los que aparecen en esta insigne lista, como la cantidad de personas que sustentan y favorecen una economía sumergida, aunque sólo defrauden 300 euros. ¿Por qué yo sí tengo que pagar mi cuota de autónomos y 21% de IVA de mi facturación habiendo gente (amigos, vecinos...) con negocios pero que no contribuyen?

Eso sí, luego esta gente está todo el puto puñetero día quejándose de lo mal que lo hacen los ministros y gobiernos de turno; y lo lamentable es que no se dan cuenta que no es que sean como ellos, sino peores.

domingo, 20 de octubre de 2013

TANGLED (ENREDADOS)

El principal motivo por el que este blog ha estado un poco desatendido es porque gestiono otros dos blogs corporativos (Singladura y Taramundi Verde), además de colaborar desde hace un mes en una producción musical infantil fantástica.
A los blogs hay que añadir la gestión de los perfiles en las redes sociales de estas y otras empresas, principalmente facebook, twitter y Linkedin; ¿o quizás debería llamarse ésta Tangled?

Tangled es el título de Enredados, película que mis hijos me obligan invitan a ver una y otra vez desde hace más de un año (creo que mi hijo pequeño ha quedado prendado de la "rubita").
En el mundo empresarial, en los últimos meses, he recibido bastantes invitaciones en Linkedin para conectar conmigo. Me llama la atención que algunos de estos profesionales, cuando les llamo a su propio teléfono móvil y les pregunto "por qué quieren conectar en linkedin" (por saber qué valor añadido creen que van a alcanzar) me contestan un simple: "porque me han dicho que tengo que estar en linkedin", y a lo que concluyen "pero, vamos, que no le hago ni caso a esto". (carita de asombro)

Y me da a mí que son legión; vamos, que no son casos aislados. La mejor manera de reconocerlos es porque pueden llegar a tener hasta más de 3 perfiles; prueba de que lo abren y, cada vez que añaden cualquier cosa (aptitudes, nuevos trabajos, etc.), como no se acuerdan del perfil anterior, abren uno de nuevo. Otra manera de reconocerlos es porque pasan del anonimato a una vida social 3.0 muy intensa, para alcanzar de nuevo un anonimato (por la dejadez).

Pero a mí lo que más me llama la atención, y por eso he titulado este post de esta manera, es porque muchos profesionales confunden Linkedin (enlazados), con Tangled (enredados). Es decir, hay profesionales que se enredan con las redes sociales. Mi actividad se circunscribe a gestionar la comunicación a empresas del sector TIC y Educativo. Sin embargo, desde hace un par de meses, gestiono la comunicación de una empresa cuya actividad es el Turismo y la Restauración. Más en concreto, se dedican a hacer un pan artesano absolutamente maravilloso, amén de unas empanadas jugosas y unos dulces que es puro pecado. Mi SORPRESA, con mayúsculas, vino cuando observé cómo algunos directores de colegios de Madrid se convertían en seguidores del perfil de Pantaramundi.

Y yo me pregunto: señor director, ¿qué negocios tiene pensado hacer su centro escolar, en Madrid, con esta empresa ubicada en Asturias; máxime cuando su colegio pertenece a una reconocida firma de restauración? Lo más probable es que no cierre ningún acuerdo en los próximos 50 años. Sin embargo, lo más curioso, es que estos mismos colegios han demostrado desinterés en que su Centro Escolar forme parte de la red de Centros para la representación de un espectáculo musical con un gran tirón, actividad esta que sí le aportará, además de bastante dinero, repercusión mediática y posicionamiento.

Y tú, ¿cómo estás con tus contactos: enlazados, o enredados? A ver si alguien puede ver un poco más de luz...

miércoles, 4 de septiembre de 2013

REGRESO A OFFLINE

Leyendo el libro "Artículos que dejaron huella", me llamó la atención un artículo de Mariano de Cavia, publicado en El Liberal, donde explica el desastre producido por un incendio en el Museo del Prado de Madrid, y que calcinó Las Meninas, a la Maja Desnuda, la Vestida y hasta la última escarpia. Para quienes no lo sepan, el Museo jamás se incendió. Se trata de un artículo con más de 100 años y quiso,como en la Guerra de los Mundos, que la gente se creyera que realmente se estaba incendiando y saliera a la calle, para exigir al gobierno de turno que se incrementase la seguridad y evitar un típico "¿y si...?"

Y por qué escribo esto. Pues porque hoy cuando me he levantado y me he puesto a trabajar, al iniciar el portátil he visto con temor (sí, con temor, ¡y mucho!) que mi perfil de linkedin estaba "casi" a cero. De repente, ni un contacto, ni una recomendación, ni una validación. Ha sido como si no hubiera existido antes en las redes sociales. Lo que para muchos/as sería el maná (que me borrasen la sarta de estupideces del Facebook y las fotos subidas de tono que me hizo mi ex amiga con la ropa interior a la altura de la rodilla un jueves por la noche), para mí se ha transformado en un dolor de cabeza de considerables dimensiones: una gran parte de mis clientes provienen de Linkedin; más de 700 contactos estudiados con detalle y analizados para hacer negocio...¡desaparecidos! He escrito de inmediato a Linkedin y les he llorado pedido (muy cortesmente) que me arreglen mi perfil.

El caso es que dos horas después, de repente, reaparecía en las redes sociales; y en ese lapso me ha dado por pensar...¿y si desapareciese Linkedin? ¿podríamos trabajar, relacionarnos profesionalmente, hoy, en el año 2013 sin una herramienta tan buena (y no es peloteo)?, ¿qué ganaría y qué perdería relacionándome como si estuviera en offline?
La aldea esa tan global que preconizó McLuhan se ha cumplido, y más de la mitad de mis clientes en mi primer año de vida como autónomo están a más de 500 kilómetros; y algunos de los que están por venir son del extranjero...¿Cómo podría trabajar sin Internet y sin redes sociales con todos ellos? ¿Volveríamos a trabajar sólo para los clientes de mi ciudad?

A propósito del chiste que circula (cómo no) por Internet donde se explica que unos científicos han descubierto una nueva forma de chatear en 3D: lo llaman "tomar un café"; creo que tan interesante es que las personas sigan (man)teniendo contacto físico como procurarse contacto online.

viernes, 30 de agosto de 2013

ECOEFICIENCIA...WHAT IS THIS?

En uno de los vuelos que he cogido este verano para mis desplazamientos, la aerolínea (Air Europa) informaba por megafonía que se había transformado en una empresa "ecoeficiente" y que, para ello, había iniciado una recogida de las latas y papel que se "consumen" durante el vuelo.

Mi asombro es total por varios motivos:

1. ¿A quién se le ocurre vender/asociar "ecoeficiencia" por el mero y simple hecho de recoger los desperdicios de tus clientes? Es como si un restaurante anunciara que es "ecoeficiente" porque todas las mañanas limpia el restaurante, y por las tardes barre y friega los suelos, recogiendo los restos de comida que se hayan podido caer al suelo.

2. Limpiar tu sitio de trabajo no es una opción de RSC. ¡Es tu obligación! Y -sobre todo- cuando ese sitio es compartido por varias tandas de personas al día.

3.Si quieres ser ecoeficiente (de verdad), y ahora que las leyes de navegación aéreas permiten encender dispositivos electrónicos como el teléfono móvil o tabletas, ¿por qué no eliminas tus revistas de papel y lo sustituyes por códigos QR? Sin entrar a valorar la calidad y/o valor añadido de los contenidos para el viajero, piensa que se podría ahorrar una gran cantidad de dinero en el proceso de impresión de miles de revistas, evitar la tala de árboles, reducir a cero todos los elementos contaminantes que la industria editorial trae parejo (tintas, contaminación de las furgonetas de distribución, etc.)

4. Ya existen edificios cuyas ventanas son placas solares y permiten utilizar esa energía limpia para otros menesteres (enfriar/calentar estancias, una de ellas). No se trata de inventar un avión propulsado por energía solar (o sí, quién sabe), pero sí que con la cantidad de metros cuadrados de fuselaje que precisa un avión se destinase un porcentaje a la instalación de dichas placas para así reducir el impacto medio ambiental y emisiones de CO2.

jueves, 8 de agosto de 2013

RECUPERANDO TRADICIONES

Me gustó cuando leí que el futuro de las cosas se puede (llegar a) predecir entendiendo el pasado. Es bueno saber de dónde venimos para llegar a donde queremos. Del mismo modo, o al menos en teoría, deberíamos salvaguardar todo nuestro legado histórico. Y en España, entre nuestras disputas internas en el ámbito de la política, y teniendo como (casi) único referente a la Selección Española de fútbol como adalid o abanderado de la marca España…pues francamente, como que no lo veo. Y os dejo unas cuantas muestras.

Este verano he vuelto de vacaciones entre Galicia y Asturias. Esto es así porque el campamento base lo teníamos en Taramundi (Asturias) pero hemos estado realizando incursiones en tierras galegas y astures fifty- fifty. De mi estudio empresarial para montar Casa Sana el año pasado ya sabía que Galicia cuenta con más de un millar de aldeas abandonadas; a tres casas (de media y como mínimo) por aldea, tenemos la bonita cifra de 3.000 ¿viviendas? ruinas que se caen a trozos. Y aquí parece que a nadie le importe demasiado que antiguas casas gallegas, típicas, desaparezcan. En otros países tan civilizados –supuestamente- como España el mandatario de turno –en particular- y el pueblo –en general- habría puesto el grito en el cielo y no dejaría que ese trozo de historia desapareciese por completo. Lo gracioso del tema es que Galicia y Asturias son tierras muy prósperas, desde el punto de vista de la agricultura, con un clima muy moderado y donde hasta el más tonto podría cultivar una pequeña huerta con el que autoabastecerse.

Tenemos más de 5 millones de parados y unos cuantos miles de desahucios de gente que no tiene cómo pagar sus deudas. ¿De verdad a nadie se le ha ocurrido que esos parados puedan hacerse cargo de esas casas, que cultiven el terreno adyacente y así “eliminamos” unos miles de parados de larga duración, con el coste para la Administración que eso conlleva?
Casas abandonadas pueblan (cada vez más) el paisaje gallego.


Otro ejemplo: el 2 de agosto paseé por el pesquero pueblecito de Tapia de Casariego. Entre que tengo don de de gentes y que debo tener un letrero en la frente que pone “dame palique”, un paisano me cogió por banda en el puerto y me explicó el “drama” de esa localidad, con casi toda la flota pesquera amarrada en la bocana, “y los que salen a faenar apenas sacan una docena de cajas con pescado; cada vez hay menos gente que se quieran dedicar a la mar”. Sí, puede sonar a pesado pero… ¿por qué no cambiar inactividad de un parado por un salario, aunque sea mínimo, comida y casa (barco en este caso) y salir a faenar en busca de atunes, fletanes y merluzas, porque merluzos, en tierra, ya vamos sobrados.

El dato positivo
Y como siempre hay que ser optimista en la vida, en Ribadeo fui a visitar a unos amigos de mi infancia. El cónyuge de mi amiga, gran aficionado a la música popular (lo que se conoce como folk en otras latitudes) ha tenido la gran idea de juntarse (Amigos de la música) con otros jóvenes ribadenses para recuperar viejas melodías, habaneras y rondallas; canciones que huelen a puerto de mar, pero de otra época; canciones que bien podrían caer en el más recóndito de los olvidos de no ser por esta cuadrilla de aficionados a la música de “ayer” y de hoy, a nuestra música. Ni viven de ella, ni creo que se les ocurra. Probablemente su mejor recompensa sea simplemente sumar un “Me gusta” en su muro de Facebook, y que su/nuestro legado llegue a unas poquitas personas más.

Un olé, un diez y un “me gusta” por iniciativas de este estilo que consiguen que nuestra música popular, parte de nuestra historia, no caigan en el olvido.

jueves, 25 de julio de 2013

ESPERANDO...

Me vais a permitir -aunque sólo sea por una vez- ponerme sensible. Si lees este post y tienes, al menos, un hermano o hermana, sabrás que esa persona es mucho más un hijo para tus padres. Si, además, te llevas poco tiempo con él/ella, entonces sois grandes afortunados. Os voy a explicar por qué.

Cuando eres un niño con 2, 3 y hasta 6 años, tu hermano se convierte en tu compañero número uno de juegos. No querrás jugar con nadie más que no sea tu hermano. Cuando eres niño, y hasta cierta edad, no importa el sexo. Mi hija de 6 años se lo pasa como una enana jugando con su hermano de "casi" 4.
Cuando creces, tu hermano, se trasformará en tu mejor amigo. Confidente de las notas del cole y tus travesuras, nadie mejor que él guardará, celoso, el secreto ante tus padres que tienes tu primera novia. Si encima tu hermano es mayor que tú, él irá allanando el camino para cuando te vayas haciendo mayor y quieras empezar a salir de discotecas. Comprobarás que tu hermano comienza a ser algo -además de muy especial- único; y lo elevarás a categoría de mito, de ídolo.

A partir de cierta edad, quizá con el fin de la adolescencia, tu hermano se trasforma en compañero de actividades. Yo tuve el placer, el honor, de jugar laaaargas partidas de ping pong; interminables partidas de tenis, frontón y pádel; me he ido a montar a caballo con mi hermano, en bicicleta y moto por la sierra de Madrid y buceando en las calas de Mallorca.
Mi hermano (dcha), siempre con su mano en mi hombro, ayudándome.

Mis hermanos me hicieron llevar con una gran alegría mi cáncer, haciendo todo para que me olvidara de ese linfoma...para un año después arroparme por la muerte de mi madre, también de cáncer. Intermedias a estas alegrías, lógicamente, discusiones. Malos ratos contados con los dedos de una mano y hechas las paces en 10 minutos. Es tu hermano.

En la madurez de la juventud, el destino o Dios -o quizás las dos cosas- han querido que nuestras vidas se separen. Hace unos días un conocido me decía que, de los dos, él, mi hermano, era el afortunado, porque ya está con Dios. Todas las noches, cuando arropo a mis hijos, les doy una caricia y les digo que su tío Paco les cuida y les protege, cual ángel de la guarda. Pero el caso es que yo me encuentro, a pesar de mis dos hijos, mi mujer, mi otra hermana y mi padre, mis grandes amigos, solo, vacío; y hay días que pienso que no es más que un puto sueño. Y ya nada volverá a ser igual que antes. Un sueño que cuando compruebo, amargamente, que es cierto, miro al cielo y no pienso ya por qué, sino cuándo te volveré a ver.

lunes, 22 de julio de 2013

LA HONRA DE SER DESEMPLEADO

Leo en una entrevista a Ana Quintillà, en EL PAIS, que los mayores de 45 años tienen que reinventarse para afrontar la crisis. Menciona esta señora otras conductas de los desempleados que superan esta edad y que, además, han ostentado puestos de responsabilidad: autoengañarse, haciendo que regresan cada día a su puesto de trabajo.

De la noticia en cuestión me quedo con dos ideas. Es un error tremendo garrafal pensar que para que a una persona no la puedan despedir debe reciclarse a partir de los 45 años. En mi opinión, TODOS debemos reciclarnos diría que casi diariamente. Hace 40 años el grueso de la población ansiaba con ser funcionario (eso y trabajar en Caja Madrid, que era casi lo mismo; ay, pobrecillos...); a principios de los 90, más de uno oía cuando entraba a trabajar en una empresa aquello de "aquí -si quieres- te jubilas". Hoy todo el mundo reza a San Pancracio para que no le llamen de Recursos Humanos y le digan que "lamentablemente tenemos que prescindir de ti porque bla, bla, bla...". Y la realidad sin embargo es otra. Conocerá posiblemente a muchos amigos y/o conocidos que se han apoltronado en su puesto de trabajo, y lo de reciclarse ni lo piensan porque no ven peligrar su trabajo. ¡Dong, error!

La tabla de ¿salvación?
Cuando a uno le preguntan, ¿cómo te vas a reciclar?, la inmensa mayoría se apunta a la consabida academia de su barrio, para darle ese empujón a los idiomas. No nos engañemos: en España llevamos 40 años aprendiendo, a saltos, el inglés y no tenemos ni coña pajolera idea. Además, ¿quién le ha dicho que le han despedido en realidad por no saber inglés? ¿Seguro que el handicap es el idioma? Hay multitud de facetas que componen cada ser humano. Que saber uno (o varios) idiomas es un plus, indudable; que sea la piedra angular o lo único que debemos sacar lustre...no estoy ya tan seguro. Pruebe a desarrollar otras habilidades (latentes o activas) como la comunicación interpersonal. De joven conocí a un chaval brillante, con unas notas de escándalo, pero más soso que el menú de un diabético...Tardó 3 años en encontrar trabajo. Hoy las empresas quieren gente despierta, con ganas de hacer cualquier cosa, y con miras internacionales; que te ofrezcan ir a trabajar a otra ciudad/país y no suponga otra cosa que no sea una gran alegría por conocer otra cultura, otro país, otras gentes... ¡¡Pero si en esta España nuestra, si te dicen que tienes que cambiar de Comunidad Autónoma, ponemos el grito en el cielo!! Y así nos va, claro.

Otra cosa que me ha llamado la atención en la entrevista es que los directivos bien posicionados, cuando son despedidos, continúan yendo a trabajar ¿? para ocultar a sus familiares y amigos su nueva realidad. A ver...un poquito de por favor.
Primero, no es algo ya muy exclusivo que digamos; estamos cercanos a los 6 millones de desempleados.
Segundo: no es una maldición, ni una deshonra. Es, simplemente, una nueva realidad. Adáptate a ella.
Tercero: si ocultas/engañas a quienes, teóricamente, te quieren y te apoyan, si se piensan que sigues trabajando, ¿cómo pretendes que te puedan ayudar?; amén de que dejas tu credibilidad por otro lado un poco tocada.

Nadie pone en tela de juicio el temor (lógico) ante esa nueva situación, la incertidumbre de saber cuánto tiempo se tardará en encontrar trabajo. Miedo porque nos intuimos que -lo que encontraremos- estará a años luz de ese acomodado puesto que nos hemos labrado con sangre, sudor y lágrimas.
Pero también que nadie dude que una época de cambio (no crisis) implica nuevas oportunidades por descubrir, por explorar; y que incluso aquello que vislumbras como un túnel oscuro siempre tiene una salida que te podrá aportar nuevas y gratificantes experiencias (estar más tiempo con tus hijos, dedicarte a otras habilidades).

Por último, quiero aclarar el título de este post -La honra de ser desempleado-, porque lo que sí es una deshonra es ese elenco de personajllos que por arañar unos miles (o millones) de euros han pasado por la cárcel (o quizás desfilen); y últimamente en España a muchos le podrán venir ciertos nombres a la cabeza: desde el poder político a la sangre azul, deportistas...

martes, 25 de junio de 2013

EL MUNDO DE APPS

Cuando leas esta entrada, si tienes niños, hoy será un día memorable para todos: para tus hijos hoy comienza un largo y quizás cálido verano; para ti, la mayor de las pesadillas: ubicar a tus hijos mientras trabajas. Abuelos, hermanos, cuidadora, vecinos...Con el fin del curso, los Centros Educativos amplían su oferta y lanzan los Summer Camps; o lo que es lo mismo: Campamentos de verano, lo que pasa que en inglés viste mucho más, aunque sea la lengua de Cervantes la que se emplee para dar instrucciones a los alumnos.

Así las cosas, entre los Colegios y las ludotecas se intenta recrear unos aparcamientos de verano para los niños; bueno, este año lo tienen mucho más difícil para hacer caja por culpa de un duro competidor: el parado. Y digo aparcamientos porque la oferta es tan sumamente similar entre el colegio donde van tus hijos y la ludoteca de la esquina, que al final tomas como mejor opción llevártelos al pueblo (ah, los pueblos...) y dejar a tus hijos con los abuelos; con tus padres no, con tus suegros...No todo iba a ser de color de rosa.

Sin ánimo de pecar ni de listillo ni de ingenuo yo me aventuro en otra dirección: todos los niños nacidos en este siglo XXI van con el dedo índice tocando todo. Os dejo este vídeo donde se aprecia a un bebé con una revista, y se frustra al no obtener el resultado deseado (ampliar imágenes o bien moverlas) al interactuar con sus deditos (a partir del segundo 18).
Ahora mi propuesta (de alto valor añadido para quien la lleve a cabo): Crear unos campamentos de verano, nada de Summer Camps, ¡¡reivindiquemos el castellano!!, al estilo de Campus Party donde se pueda enseñar a los niños dos cosas: que sean emprendedores, porque ellos serán el futuro motor de España; y, por otro lado, enseñarles en la dirección en la que se mueve el mundo, un mundo de apps. Comparto con vosotros la presentación de Thomas Suarez (no, no es español...) en una conferencia de desarrolladores hace dos años, cuando la criatura tenía 12 años. Yo que he tenido ocasión de ver en directo a empresarios como Steve Ballmer, me llama la atención el parecido de la puesta en escena de ambos.

Y nada más. Podemos seguir perdiendo el tiempo en que nuestros hijos jueguen en el colegio, en el mes de julio, con la pistola de agua y repasen aquellas materias en las que han ido flojos; o podemos dar la vuelta al calcetín, crear futuros Steve Jobs españoles, Paul Allen o Larry Ellison. Tenemos potencial, jóvenes deslumbrantes, cientos de horas que llenar con algo provechoso para nuestros hijos y tecnología disponible. ¡Hagámoslo!

miércoles, 19 de junio de 2013

¿SOLO O ACOMPAÑADO?

Me acaba de llamar un amigo periodista. Como sabe que soy un gran aficionado a la buena música, la buena de verdad, me comenta que a finales de julio, dentro del show Músicos en la Naturaleza, actúa la mítica e inigualable banda Deep Purple. Para quien no lo sepa...Deep Purple cuenta en su haber con el privilegio de haber editado uno de los discos más valorados de la historia: Made in Japan. Si te gusta la psicodelia y la música rock de los años 70,es un "imprescindible"; en caso contrario...

Y hete aquí que mi amigo Castillo me dibuja un plan fantástico: "Vete -Santi- con tu chica a Gredos, disfruta de su gastronomía y de su paisaje; y por la tarde, un gran concierto. Tu mujer te recordará de por vida que la hayas llevado a un concierto de esta categoría". Eduardo, querido amigo: gracias. Efectivamente ella me lo recordará, de por vida (te lo aseguro); pero no por la oportunidad de ver en directo a una gran banda, sino por llevarla al lugar más frío de España a escuchar a un grupo con el que ni siente ni padece.

¿Robby Krieger o Freddy Krueger?
Permíteme pues que te aclare sus gustos musicales. Creo que el último concierto al que acudió ella fue de Miguel Bosé (¡Bong!) y que mi último fue el de John Fogerty (Credence, vamos...); y el anterior de ella el organizado por Cadena 100; el mío..¡¡.Los Eagles!! Como ves, gustos dispares. A ella le gustan conciertos modelo Osito de peluche, mientras que a un servidor le pirra el rock clásico. Mi anterior, que recuerde, fue el de Riders on the Storm; o lo que es lo mismo: Ray Manzarek y Krieger, la mitad de The Doors. Me llevé un gran recuerdo con mi hermano, unas buenas fotos y una pua de mano de Robby Krieger o era ¡¡Freddy Krueger!!
Bueno, que me despisto... El caso es que cuando le he comentado a mi santa la posibilidad de ir al concierto nos hemos tronchado de risa. Os explicamos por qué.

De entrada, para ir a esa zona de Gredos (que ya conocemos) mi mujer tendría que ir con pantalones de pana, camisa de felpa, jersey de cuello vuelto,el plumas, manoplas y bufanda modelo "de la abuela". Si llevamos huevos a las Clarisas y el tiempo es benévolo, quizás hayamos salvado el primer escollo.

Segundo lugar: el leit motiv de irse hasta Hoyos del Espino, escuchar un concierto. Entiendo que una cosa es amor y otra cosa aguantar tres horas escuchando a Loquillo (no sé si con o sin trogloditas) y a Deep Purple: grupo del que mi mujer no sólo sabe ni una sola letra, sino que en cuanto escuche los solos a la guitarra en Highway Star me dirá: "oye, ¿te importa si me voy a dormir?". Me intuyo que cuando llegue el magistral solo a la batería de Ian Paice en The mule, estará pensando en cómo escapar de semejante tortura. Lo más probable es que su única salida sea rezar para que Orange ofrezca cobertura digna y que la batería del móvil le dure lo suficiente para enviar mensajes por whatsapp a sus hermanas.

De modo que lo más coherente -conmigo y con ella- es acudir solito, disfrutar del tiempo serrano, bocata de panceta y mucho Smoke on the Water.
Dicho esto...¿Eduardo, a qué hora me recoges?

lunes, 17 de junio de 2013

ESTAFADORES

Esta es la historia de "Héctor". Héctor es autónomo y, puesto que está iniciando su actividad, ha decidido acudir a su banco de toda la vida a solicitar un préstamo. El director de la oficina le recibe con una gran sonrisa (quizás pensaba que iba a realizar un depósito). Pero no, Héctor quiere que el banco le de dinero (¿nos hemos vuelto locos?).

Una vez se ha sentado Héctor en el despacho, su amable director le busca cualquier rastro en su entidad y en otras de la competencia. Antes de dar dinero hay que vigilarse muy bien las espaldas. Comprueba que esté al día con su hipoteca y con sus proveedores (agua, gas, luz). Efectivamente, no tiene ningún recibo pendiente de pago, ni devueltos. Héctor no sabe que casi están escudriñando su perfil hasta límites insospechados y saben ya más de él que si mismo. Sin embargo -¡oh, qué lástima-, el banco decide que Héctor no puede disfrutar de un préstamo para hacer "crecer su empresa".  Le argumentan que sus ingresos no son lo suficientemente fuertes como para hacer frente al crédito.

Héctor suplica, llora y ruega que el banco -su banco, ese de toda la vida- le de el préstamo, pues está trabajando para unos clientes en unos proyectos y le deben una gran cantidad de dinero en atrasos, equivalente al doble de la cantidad solicitada en el préstamo. Finalmente Héctor se queda sin el crédito.

Se despide Héctor de su amable director pensando en voz baja que "ojalá Dios te dé el doble de lo que tú me das a mí". Cuando llega a su oficina, delante de su portátil abre una hoja de cálculo y va escribiendo los nombres de todas las empresas que le deben dinero; y al lado, los importes. Llama a sus amigos y cuenta lo que ha pasado y decide compartir su particular RAI. En poco más de una hora han fabricado una lista con un centenar de empresas morosas. Héctor no sabe si definirlos morosos o estafadores; a fin de cuentas son empresas que contratan servicios y que -posteriormente- no pagan. El nexo común de estas empresas -también- son las peregrinas justificaciones para no pagar. Es como aquel cliente que se compró un jamón serrano en El Corte Inglés y devolvió el hueso pelado, solicitando le devolvieran el dinero pues estaba muy salado. Estaría salado, pero se comió hasta el tuétano...

Yo no me llamo Héctor. Soy Santiago pero me identifico tanto con el personaje inventado de esta historia que he decidido crear una pequeña base de datos con clientes que, o no pagan o lo hacen tarde y mal. ¿Empresas? que, por su culpa, me niegan en el banco un crédito, convirtiéndome en banquero de terceros, siendo cada vez más desconfiado de cada potencial cliente y quizás perdiendo oportunidades de expansión.

miércoles, 12 de junio de 2013

EMPRESAS CONCILIADORAS

Desde hace unos años muchas empresas fardan de ser conciliadoras: "te dejo que entres media hora más tarde para dejar a los niños en el colegio... pero saldrás dos horas más tarde". Al final no es que sea comido por servido, sino que has hecho el canelo. Ayer pude conciliar mi vida profesional con la personal y creo que merece la pena ser contado.

Me invitaron a un evento de trabajo por la tarde. Se trataba de una jornada de expertos en Educación organizado por el Colegio Pasteur. Su director tuvo la amabilidad -no ya sólo de invitarme- sino de organizar una auténtica ludoteca para que los padres con niños pudiéramos asistir mientras los menores se divertían con profesoras, pintaban, veían una peli y cenaban. Os diré que cuando tocaba retirada mis hijos no querían irse a casa. En algunos centros comerciales hay en la puerta una guardería. En este caso es un negocio redondo, porque tienes que elegir entre o bien tirar del carro y hacer la compra, o bien tirar del carro, de tu hijo pequeño, evitar que el mayor se esconda -justo- detrás del estante de los ¡¡huevos!! Como es obvio muchos padres prefieren dejar aparcados a sus hijos y así poder hacer la compra en el menor tiempo posible.

En el caso que me ocupa, para mí personalmente, fue una gran oportunidad de conciliar de manera real mi trabajo con mi esfera privada/personal. Tuve la ocasión de poder asistir a este evento (trabajo) mientras que mis hijos eran atendidos -además- por profesionales de la enseñanza. Ojalá cundiera el ejemplo y otras empresas llevaran a cabo iniciativas como estas. Por cierto, el coste de la ludoteca más la cena fue de cero euros.

martes, 11 de junio de 2013

TU EMPRESA (SI HUBIERA SIDO CREADA POR MATT GROENING)

Me encantan los Simpsons. Esa familia amarilla compuesta por un vago y cervecero marido, una abnegada mujer que intenta poner un punto de cordura en el hogar, con un niño travieso, malo, un capullo, vamos; la niña mediana, listilla, sabihonda, vegetariana y abanderada de causas perdidas, junto con la bebé que nunca hablará. Son los Simpsons y es una parodia de la familia media norteamericana. Pero lo que quiero resaltar no es si es un buen producto, o si su contenido es el adecuado. Coge papel y bolígrafo y compara tu empresa con el producto "Simpsons".
Homer Simpsons después de ver  la telebasura que se emite en España

1. Creativo: La serie creada por Matt Groening lleva más de dos décadas en emisión; y en EEUU -su país de origen- en la misma cadena que los vio nacer; en España al principio lo emitía la 2 de TVE ¿? Cada episodio se inicia desde el sofá del salón, donde se reúnen Homer, Marge y los 3 hijos; y cada inicio es siempre diferente, innovador, creativo y con guiños a la música, a la política, etc.  ¿Cuántas empresas se han creado en España en estas dos décadas y cuántas siguen a día de hoy en pie? El secreto: ofrecer un producto que, cada día, sea nuevo, innovador. ¿Tu empresa se rompe el cerebro intentando sorprender día a día a tus clientes? Sé un Simpsons.
2. Original: A mi mujer no le gusta esta serie. Dice que no es buena para los niños. Cierto, es una serie para adultos. Y es la primera serie para adultos en clave animada. Hasta la década de los 90, la inmensa mayoría de las series para mayores estaban creadas con personas humanas: La hora de Billy Cosby, etc. Los Simpsons rompieron con lo establecido y pasaron de lo humano... al amarillo.
3. Buenas nóminas: Un producto bueno no es estable en el tiempo si quienes lo hacen posible no están bien remunerados. Uno de los actores de doblaje de las voces de los principales personajes de la serie (Homer, Krusty o el jardinero Willie) cobra aproximadamente unos 120.000 dólares por episodio. Y teniendo en cuenta que la Fox suele producir 22 episodios cada temporada, el señor Dan Castellaneta ha sumado una bonita cifra a su cuenta corriente; pero la Fox también, y gracias -en parte- a él.
4. Diversifica: Tener a la familia Simpsons en la Fox supone una buena fuente de ingresos. Pero los productos derivados también suponen un buen pellizco. Con un éxito relativo en taquilla (ingresó más de 500 millones de dólares), hace 6 años la serie saltó al cine; la venta de productos relacionados con todo lo que huele a "amarillo" es un éxito: camisetas, muñecos, videojuegos, vasitos, etc. El error de la Fox ha sido no registrar productos que la propia serie anuncia, como la cerveza Duff, por la que Homer pierde la cabeza. Sí lo hizo un mejicano con buen ojo (lo de registrar la marca) y ahora se ha hecho millonario gracias a embotellar cerveza con el nombre de la narcotizante y amada bebida de Homer. Si haces clavos, ¿por qué no tornillos, y alcayatas?
 (Nota mental: registrar mañana el Show de Rasca y Pica)
5. Globalízate: La serie se emite en más de 50 países pero muchos de los guiños son "locales". Me hizo mucha gracia cuando el anciano señor Burns se refería al "tío Camuñas". Si tu empresa fabrica jerseys, adapta los tejidos a otros países e intenta que hasta en el desierto te los compren.
6. Sé único: La familia Simpsons vive en Evergreen Terrace, en Springfield pero...¿alguien sabe dónde demonios está en realidad Springfield? En EEUU hay 9 localidades con este nombre y todas se vuelven locas para que los creadores de Homer y compañía digan que son de Springfield de Virginia, Ohio, Oregón.... Lucha para que todo el mundo se vuelva loco por tu empresa.
6. Crea marca: Los Simpsons han logrado en poco más de 20 años los siguientes hitos (que no están nada mal, por cierto). Cuenta con 25 premios Emmy, 24 premios Annie y un premio Peabody. La revista Time la calificó como la mejor serie del siglo XX; cuenta incluso con una estrella de la fama en Hollywood. Marge Simpsons (o Bouvier, de soltera) ha sido además portada de la revista Playboy (aviso a navegantes: es la última de la lista, pero Bo Derek está recatadamente vestida). E incluso la expresión de Homer de fastidio cuando le sale algo mal (D´oh!) ha sido incluida en el diccionario Oxford English Dictionary. Homer es casi calvo y sólo tiene dos pelos en la cabeza y otro en los laterales en forma de (¡uy, qué casualidad!) M (de Matt Groening, su creador). Intenta acaparar premios por tu buen hacer, ya sean locales o de ámbito internacional.

Y si por un casual tu empresa no cumple ninguno de estos requisitos, también puedes hacer como Homer Simpsons: encomendarte a casi todos los dioses existentes, por si alguno colara.

jueves, 6 de junio de 2013

DES CONCIERTO (por Krystian Zimerman)

Hoy me ha llamado mucho la atención la noticia del compositor alemán Krystian Zimerman. Por lo visto, en medio de una actuación se percató de que alguien le estaba grabando con el teléfono móvil. Acto seguido, interrumpió el concierto y le conminó al del teléfono que dejara de grabar. Sentado otra vez sobre el taburete, prosiguió el concierto pero -intuyo- más pendiente de su molesto espectador que de su interpretación. De modo que, como vio que no le salía la pieza de manera correcta, optó por levantarse e irse. Esta es la noticia.

Y esta es mi valoración: El señor Krystian Zimerman ha llegado a insinuar que Youtube es el culpable de que se le cancelen conciertos. Quizás lo que no sabe el susodicho es que -probablemente- un porcentaje de los que asisten a su concierto han visto primero en Youtube -o cualquier otra plataforma- sus conciertos y, extasiados por su interpretación, han decidido verle en directo. De modo que, no nos engañemos: estas plataformas son también un excelente trampolín para que neófitos en la materia se rasquen en el bolsillo y pasen de verlo en el sofá de su casa en un tablet a verle en un escenario.

Segunda cuestión: Si este señor "culpa" de sus males a Youtube, que exija a sus empresas productoras que los asistentes a sus conciertos dejen en taquillas sus teléfonos móviles. Posiblemente la medida no sería bien vista (por mucho que se lo expliquen al público). También puede optar por introducir cláusulas de modo que si sus conciertos son volcados en Internet, los productores tengan que indeminzarle. Imagino que esto tampoco debe haberlo sopesado. Se quedaría sin trabajo ipso facto.

Y a mí la cuestión que más me intriga es la siguiente: ¿Cómo habrán actuado las enfurecidas masas después de haber pagado el billete por la actuación de Zimerman, y quedarse finalmente sin escucharle? Esto ocurre en España y el paisano del móvil se le queda corta la Tierra para escapar.

Os dejo -por cierto- una foto de un concierto de Steve Vai, de 2007, en un concierto en Madrid (Sala La Riviera). Como podéis ver, hay unas cuantas pantallas digitales...¿Os imagináis que Vai dejara la guitarra y se fuese a su casa? Yo pagué gustosos los 45 euros que costó el concierto. Al día siguiente fui a comprarme toda su discografía. Ahora, ¿Youtube mata la música? Escuchad completa la canción Whispering a prayer (susurrando una oración); sublime...

Si tenéis ocasión de ver a Steve Vai, aprovechad. Gran virtuoso.


martes, 4 de junio de 2013

¿INVERTIR EN I+D? NO, GRACIAS

Ayer lunes desde Moncloa vaticinaban unos buenos datos relacionados con el descenso del paro. Hoy elmundo.es señala que mayo cerró con más de 130.000 nuevos afiliados a la Seguridad Social. Pero el español, que ya está más resabiado que una vaquilla en las fiestas de un pueblo, duda; no sobre la veracidad del dato, sino sobre cómo se compone esas más de 100.000 nuevas altas.

Si con suerte el 40 de mayo nos podemos quitar el sayo, seguramente los hosteleros podrán hacer una buena campaña. Si al buen tiempo le unimos vacaciones estivales y flujo de turistas extranjeros, es lógico que haya que reforzar el equipo de camareros, barman y personal asociado. Pero ¿y después, qué pasará cuando llegue noviembre?

La noticia no indica qué sectores han acaparado una mayor tasa de altas. Lo único que sí menciona son cuántos corresponden al Régimen General de la Seguridad Social y cuántos a Autónomos (121.275 y 12.532, respectivamente). Sin ser agorero, imagino que sólo un 10% -como mucho- de los autónomos llegarán a cumplir un año, mientras que de la primera cantidad es difícil saber cuántos continuarán pasados 365 días.
Así las cosas, parece que España contará este verano con unos 100.000 camareros más (aproximadamente); trabajo muy loable y tan digno como el que más. Pero lo que España necesita no es continuar con el turismo de sol y playa tan recurrente desde hace ¡medio siglo! (las suecas, las suecas de Landa y López Vázquez).
España requiere que dejemos de escapar talento, que lo tenemos, y muy bueno. Hace poco dejamos escapar a Nuria Marti, despedida a través de un ERE, y que es la única española que ha firmado el estudio en el que se describe por primera vez la obtención de células madre humanas por clonación. Espero que si al Jurado de los Premios Príncipe de Asturias se le ocurre darle el galardón, ella lo rechace.
Si menciono los nombre de Carlos Cordón y Josep Domingo Domenech, seguramente a nadie le suenen... Estos dos señores -españoles, sí- son investigadores, pero en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York, y descubrieron hace menos de un año por qué algunas células cancerosas eran resistentes a la quimioterapia. (una tontería sin importancia)

Sin embargo, en España, mientras a los susodichos pocos les conocen, de Cristiano Ronaldo poco hace falta decir; ya se ha encargado su presidente -señor Florentino Pérez- de anunciar que será el jugador mejor pagado del planeta. Verguenza ajena.

miércoles, 29 de mayo de 2013

ALCANZA EL ÉXITO

Estoy revisando mis perfiles de linkedin y veo un post de mi contacto Manuel M. Hernández Pujadas sobre por qué la gente se vuelva imbécil loca con tener éxito. Él se pregunta por qué a la gente le gusta tener éxito. Como cuasi gallego, respondo con otra pregunta: ¿qué se entiende por éxito?

Si has leído hasta aquí imagino que todo el mundo (o casi) pensará que tener éxito es gozar de una abultada nómina, tener un coche muy grande, muy caro y que consuma mucho (sobre todo para poder decir en las comidas con amigotes el "parné" que te has dejado en la gasolinera y que así reafirmes tu condición de adinerado); tener una casa gigante, o varias; disponer de servicio doméstico; vacaciones de lujo...¿sigo?

Para otras personas, mi caso, ser exitoso es saber cómo disponer del tiempo que nos brinda las 24 horas. Cuando era niño, mi padre me decía que el día lo tenía que repartir en 3 trozos iguales: 8 horas para dormir, 8 horas para trabajar y 8 horas para jugar. Así, hoy día suelo dormir 7 horas, trabajar entre 8 y 9 horas y el resto del tiempo lo empleo en jugar con mis hijos y dedicarme a ellos. Y no lo hago ahora que, como autónomo, a priori, pueda disponer más fácilmente de mi tiempo; es una práctica que hace ya unos años me impuse. También es cierto que algunas molestias, influyen.

Ahora piensa: por más horas que un tonto dediques a la empresa para la cual trabajas, no les temblará el pulso si te tienen que despedir; de modo que no sólo habrás perdido cientos de horas de juegos con tus hijos y tu pareja, sino que además te estarás preguntando si realmente valió la pena.
Es en estos momentos de crisis una excelente oportunidad para que los empleados cambien sueldo por horas familiares. ¿Y tú, vas a llegar a casa cuando tus hijos estén durmiendo?

miércoles, 22 de mayo de 2013

AQUÍ HAY TRABAJO

Soy optimista. A pesar de un amplio elenco de desgracias personales en los últimos 10 años sigo esforzándome en el día a día por ser optimista e intentar contagiar ese buen rollo. Pero resultará complicado a casi 6 millones de personas, no ya inculcarles ningún tipo de rollo, sino insinuarles que es posible trabajar en estos tiempos en España. Pero, hay trabajo.

En un documental de Madrileños por el mundo, la cadena se desplazó a Uganda. Como es de imaginar, los invitados no mostraron el glamour de madrileños en otras ubicaciones (aparentemente) más prósperas. Lo que sí me llamó la atención fueron las declaraciones de un madrileño que afirmaba que Uganda es tierra de oportunidades (minuto 6:15 aprox.). Mencionaba el madrileño piloto que al ser Uganda un país donde apenas hay nada (servicios), muchos negocios clásicos tendrían cabida. Menciona el caso de un señor que llegó con 500 dólares y una idea: vender colchones. Ahora dicen que es millonario. Es decir, trabajo mediante autoempleo.

Y por qué comparo Uganda con España. Pues porque mi percepción es que a día de hoy en España es posible trabajar siempre y cuando se eliminen una serie de tópicos:
1. Pocos serán los que mantengan nóminas similares a las de hace una década.
2. Mucho trabajo provendrá del autónomo, aunque se trabaje para una empresa. Esto permitirá ahorros de costes tanto para la empresa (seguros sociales) como para el autónomo, que podrá prescindir de subcontratar a su vez otros servicios.
3. Repita conmigo: No hay crisis. Sólo estamos ante un cambio económico y social. Las empresas siguen teniendo dinero (vale, quizá un poco menos); pero lo que sí tienen son las mismas necesidades de hace diez años, más las que algunos se encargan de originar. De modo que sí es posible trabajar puesto que hay que seguir cubriendo una demanda de servicios.
4. Las empresas y páginas de búsqueda de trabajo no son efectivas. Muchas empresas publican ofertas de trabajo que, en la realidad, no existen. De hecho, una gran parte de dichas ofertas son para "aparentar" crecimiento ante la competencia y/o inversores. Si quieres trabajar, seguramente tengas una agenda de contactos (que al final, es lo que cuenta); un perfil bien trabajado en linkedin te será de mucha utilidad; emplear eficientemente las redes sociales te abrirá muchas puertas. Ha llegado el Curriculum 2.0
5. Amoldarse a los nuevos tiempos. Existe una gran reticencia al cambio. Un elevado porcentaje piensa que el cambio será a peor (por miedo a lo desconocido). De lo que se trata es que ese cambio lo puedas amoldar a tus circunstancias. Aunque más conocido por sus películas y por ser un prescriptor de las artes marciales, a Bruce Lee se le conocíó más recientemente por la campaña de un fabricante de coches, con su mítica frase: "Be water my friend". ¿Quieres trabajar?

viernes, 17 de mayo de 2013

SE VENDE

Hace un año acudí a un evento de UEIA, un espacio para compartir ideas, contactos, inquietudes. Ahí aprendí lo primero que tiene que tener en mente un emprendedor, una vez que la empresa empieza a rodar: Venderlo.

Por extraño que suene, parece que lo "lógico" es que el empresario intente mantener su empresa como algo de su propiedad. Sin embargo, la realidad es que muchos de los proyectos que salen a la luz se gestan con el foco puesto en la venta. Pero, ¿hay alguien interesado en comprar un negocio sin clientes? No, verdad. Quien se hace cargo de esa compra por lo general está interesado -por un lado- en el producto y, por otro lado, en la cantidad de clientes; y aquí, cuantos más sean, mejor.

Cuando whatsapp! se empezó a colar en los smartphones de todo el mundo hace un par de años, mientras una gran parte de la humanidad se preguntaba cómo era posible que este "milagro" pudiese ser gratuito, la otra se preguntaba...¿hasta cuándo? Y el cuándo llegó más o menos a primeros de 2013. La compañía anunciaba que la app en android pasaba a ser de pago (los de apple tuveron que pagar desde el inicio). ¡Oh, cachis! Y muchos pasaron por el aro de su raquítica y exigua tarifa de precios: 90 céntimos al año por enviar mensajes ilimitados con la mitad de la población mundial.

Whatsapp! puso la miel en la boca a millones de usuarios; y la retiró a un precio tan sumamente ridículo que, hasta los más roñas del planeta, pagaron esos 90 céntimos: logró conservar su masa de clientes. Hoy día a Whatsapp! le han salido novias. Y los pretendientes le miran con ojitos porque la aplicación -todo hay que decirlo- funciona bien. Pero, sobre todo, por la ingente masa de clientes que tiene.

Y ahora, el aviso para navegantes: quienes quieran seguir disfrutando de su tarifa gratuita en whatsapp!, tan simple como no pagar. A mí ya me ha renovado automáticamente una vez caducado el servicio gratuito. Porque, recuerda lo que les interesa a los propietarios de una empresa cuando la crean: Vender(whatsapp)

jueves, 16 de mayo de 2013

¿ESTÁ TU NEGOCIO PREPARADO? WEB, APP Y REDES SOCIALES

A finales de los años 90, con el Boom de Internet se decía (decíamos, los periodistas) que una empresa tenía que disponer -sí o sí- de una página web, concebida como una gran tarjeta de visita para un mundo que -efectivamente, como predijo McLuhan- tendía a ser global; y donde los clientes ya no eran ni del barrio, ni de la ciudad, ni de la comarca. Nuestros productos y servicios ahora eran susceptibles de ser adquiridos desde cualquier rincón del planeta. Era el momento de tener una página web. Pero, ¿y hoy?

Y esto lo entendió una gran cantidad de jefazos al pie de la letra. Prácticamente de la noche a la mañana muchas empresas, desde la más pequeña hasta la gran cuenta, empezaron a gestionarse su página web. Aquí bien es cierto que surgieron dudas: las pequeñas empresas no veían claro que si antes tenían pocos clientes que viniesen de otras ciudades, ¿por qué les iban a comprar desde otro país? Las grandes empresas, en este sentido, tenían la idea más digerida y veían claro el ROI; pero, como gran empresa, las decisiones se  aplazaban una y otra vez, tiempos muerto que algunos"avispados" aprovecharon para registrar dominios y venderlos posteriormente a sus legítimos propietarios. Fue tal la eclosión del fenómeno Internet que en la revista PC World- donde trabajaba- había una sección denominada Internet y cuyo cometido era el de informar de las nuevas páginas web (como churros, de verdad) que se registraban cada día. Muchas de ellas hoy ya ni funcionan, caso de Infonieve.com, que contrató en su estreno como maestro de ceremonias a Paquito Fernández Ochoa; o andaluzes.com, que -como era de esperar-está a la venta (el dominio).
En otros casos, como la avaricia rompe el saco, es lo que les paso a los de Boo.com, que podían haber vendido su empresa de venta de ropa deportiva por Internet (como lo oyes) por una millonada y acabó siendo la primera quiebra de una puntocom.

De todas estas experiencias mucha gente salió escaldada, mientras comprobaban que la página web -como tal- era poco rentable y habría que darle algún aliciente para ganar clientes.

Con los años, los hábitos de utilizar Internet han ido cambiando debido al soporte. Del sobremesa/portátil se ha pasado al teléfono tipo smartphone y tabletas. De entrada, algo tan importante como adecuar el contenido al "marco". Quien haya trabajado con aplicaciones tipo Indesign sabe lo importante que es dicho concepto al enmarcar una imagen. ¿Cómo es posible que siga habiendo a día de hoy muchas (muchas, muchas) páginas web no optimizadas para estos dispositivos; sobre todo cuando la inmensa mayoría de los gurús y mentes pensantes en TIC (no yo) dicen que un elevado porcentaje del tráfico en Internet  -en torno al 70%-se realiza desde este tipo de dispositivos. Pocas cosas hay tan molestas como acceder desde las 4 pulgadas de un teléfono y no disponer de la información adecuada a ese marco.
Teniendo en cuenta que ya no es una idea caprichosa de cuatro pirados de la tecnología -lo de acceder a Internet desde el móvil/tableta- lo correcto serían páginas web optimizadas y, sobre todo, que las empresas desarrollaran app. Mediante una app, los usuarios pueden acceder de forma más sencilla e intuitiva a las operaciones básicas. Lo que se conoce como experiencia de usuario, y que aporta un alto grado de satisfacción, al lograr que cada individuo acceda a la web de la empresa, efectúe sus gestiones y -sobre todo- sin complicaciones.

Por último, en la actualidad, las redes sociales juegan un papel fundamental. Tu empresa tiene página web, has invertido (repita conmigo: inversión, nunca gasto) en desarrollar una app para dispositivos móviles y ahora tienes que llegar a tus clientes de manera efectiva. Bajo mi punto de vista aquí es donde una gran cantidad de empresas tropiezan de manera sistemática. Una gran cantidad de empresas conciben la comunicación 2.0 con abrir un perfil en Facebook (ejem); otras con que todos sus empleados tuiteen desde sus cuentas personales las noticias que genera su empresa (ejem, ejem); y otras que añaden a sus redes sociales a todos los que les agregan, sin parar a pensar si les aporta mucho o poco.

Selectivo
Cuando se inicia una campaña de comunicación es importante saber quién tienes a tu lado, quién te sigue, quién te apoya. Desde hace algo más de un año recibo demasiadas invitaciones a conectarme en linkedin con gente que no conozco. De entrada siempre miro su perfil. Si considero que ocupan puestos que estime interesantes tanto para mis negocios como para mi enriquecimiento intelectual, suelo aceptarles; aunque siempre suelo enviar un correo -agradeciendo de antemano que se hayan fijado en mi perfil- y para que me expliquen cómo podremos hacer negocio en el futuro (que de eso se trata Linkedin). Mucha gente que ha recibido esta carta  no suele sorprenderse y la inmensa mayoría me contesta exponiendo sus razones. Si son convincentes, tendré un contacto más; si no me cuadra o no responden, los borro. No tengo ninguna intención de disponer de millares de contactos con los que no voy a poder sacar nada en limpio. Si te dedicas al sector sanitario, ¿realmente te va a resultar muy beneficioso tener un contacto que es aparejador y que no conocías anteriormente de nada?

Redes diferentes
Una comunicación 2.0 no consiste en enviar el mismo mensaje en facebook, linkedin y twitter. De entrada, muy posiblemente, tu empresa no tenga razón de contar con perfiles en las tres principales redes sociales. Piensa detenidamente dónde tienes que estar, y dónde no. De las tres redes, quizá Facebook sea la que se oriente más al ¿entretenimiento? Particularmente me gusta la definición que hace mi amigo Manuel Navarro que la califica como el patio de las porteras.
Linkedin es la red social profesional por antonomasia (lo siento Viadeo) y Twitter se caracteriza por la rapidez e inmediatez. A sus capados 140 caracteres (para recordanos que su germen fue el SMS) se le une que su potencial es poder escribir y compartir información desde cualquier lugar del planeta, mejor desde un teléfono que un portátil; enlazar con una noticia de un medio de comunicación o bien de este blog.
El último en llegar ha sido about.me. Esta en especial me encanta porque es un bonito paraguas donde cada cual puede recopilar todas sus redes en una. Pruébala, es fantástica.

Ya tienes tus perfiles abiertos en las redes sociales. ¡Qué guay! ¿Y ahora qué? ¿Qué publicamos? ¿Con qué lo llenamos? Tu empresa vende productos y/o servicios: anúncialos, escribe cuando tengas alguna oferta especial. Lo puedes hacer a pelo, o bien mediante un blog, que te quedará infinitamente más elegante. Además, la gente (que no es tonta) luego suele memorizar sí, por mucho que te cueste creerlo, tenemos memoria el nombre de tu blog.

En mi opinión, contar con una página web vistosa, sin estridencias, clara..; con una app para que tus clientes puedan interactuar contigo de manera efectiva desde cualquier lugar; y con una red social creada de manera inteligente, seguramente te permitirá ganar bastantes clientes. Y tú, ¿sabes gestionar eficientemente tus contactos?